Muchos de los clientes que han dormido en un hotel nos llaman pidiéndonos el colchón en el que han dormido. Pero el porque de este interés? En este artículo repasaremos las características que ha de tener un colchón de hotel y el porque en muchos casos nos hacen pasar un sueño mucho más agradable.

Después de haber estado durante todo el día caminando o tras una agotadora jornada de trabajo, conviene que en nuestro hotel haya una buena cama, ancha, firme, confortable y que nos permita disfrutar de un descanso reparador. Pero para ello, que características ha de tener el colchón de un hotel?

Lo primero que hay que considerar es que los colchones de hoteles son utilizados por una tipología muy variopinta de clientes, Por esas camas van a pasar personas de diferentes alturas, pesos, morfologías… lo que hace que la principal premisa sea la búsqueda de tumbadas estándares que se acoplen a la mayoria de nosotros.

En segundo lugar, no todos los hoteles son iguales, ya que unos están más enfocados al turismo familiar, otros a gente joven y otros reciben mayor afluencia de gente de negocios. En este sentido la firmeza y estabilidad del colchón toma gran importancia en relación al uso estimado.

Y por último tenemos que valorar la ubicación del hotel, ya que no es lo mismo un hotel que se encuentre en zona de costa o interior. En este caso es importante optar por el núcleo adecuado, ya que un colchón próximo a la costa tendrá que ser más transpirable.

Teniendo en cuenta estas anotaciones, hay una serie de variables que nos ayudaran a elegir el colchón correcto

  • Firmeza. Los colchones de hoteles suelen presentar una firmeza elevada, lo que significa que son colchones que han de disponer de una importante estabilidad. Es importante no confundir firmeza con dureza. A mayor grosor, mayor firmeza, aunque a partir de los 30 cm los colchones ya suelen presentar una firmeza considerable.
  • Núcleo. Los colchones de hoteles suelen estar equipados con un núcleo de muelles , ya que esto facilita la amortiguación, elasticidad y transpiración del colchón, y por tanto más higiene, elemento esencial para soportar un elevado trasiego de personas.
  • Confort. Conviene el uso de acolchados con fibras en las últimas capas evitando el calor que provocan las espumaciones, aportando esa sensación de colchon mullido y confortable, además de ventilación para un descanso más fresco. Por otra parte para mejorar la adaptabilidad podemos optar por capas de espuma entre las que destaca el uso de la viscoelástica.
  • Durabilidad. Otro de los elementos esenciales de los colchones de hoteles es el tiempo de vida útil. Por el uso al que están destinados, el tiempo de duración de un colchon de hotel suele ser sensiblemente inferior al de un colchon para hogar, por lo que los sistemas de refuerzo y grosor del alambre de los muelles suele ser un factor importante a la hora de elegir nuestro colchon. Un plazo aceptable de reposición de colchones de hotel suele estar en torno a los cuatro o cinco años.

Conclusión

Dormir bien es fundamental y más cuando estamos fuera de nuestra casa, por lo que los hoteles cada vez se están tomando más en serio la necesidad de ofrecer un descanso reparador. Además, los clientes reconocen que el colchón es uno de los factores clavea a la hora de determinar el éxito en la estancia de un hotel.
En Colchon STAR tenemos una experiencia de más de 50 años prestando servicio en el sector hotelero, por lo que estaremos encantados de asesorarte y darte la mejor solucion en relación a las características de tu negocio.